Maloclusión dental

maloclusión

La maloclusión dental es la irregularidad en el contacto y encaje entre los dientes del maxilar superior con los del maxilar inferior. Esta alteración puede provocar problemas en la mordida, el tejido gingival, la articulación mandibular, o incluso el desarrollo del habla.

No existe una única causa, pero las más comunes son de carácter genético o ambientales. Por tanto, es probable que las alteraciones en la erupción y posición de los dientes temporales puedan afectar a los dientes permanentes.

La pérdida de piezas dentales, ya sea debido a una enfermedad periodontal, a una caries no tratada o como consecuencia de un traumatismo, puede desplazar los dientes adyacentes y ocasionar maloclusión; es importante reponer las piezas que faltan mediante implantes.

El odontólogo determinará qué tratamiento es necesario. Dependiendo del caso, puede tratarse de la extracción de dientes de leche o permanentes, ortodoncia o la cirugía de mandíbula.

El papel del ortodoncista es clave para poder realizar un diagnóstico temprano y llevar a cabo una prevención y un tratamiento de la maloclusión en el momento adecuado y así conseguir una buena salud oral en el futuro del niño. En la Clínica Dental Tonicollar la primera visita es gratuita.

Tipos de maloclusión dental

La maloclusión puede ser de clase I, II y III. La más frecuente es la I y dentro de ella se encuentran diferentes malposiciones dentarias:

  • Apiñamientos: los dientes no tienen espacio suficiente y se superponen. Uno de los apiñamientos más frecuentes es de los caninos.
  • Espaciamientos: los dientes están excesivamente separados y no hay contacto entre ellos.
  • Mordida cruzada: los dientes superiores quedan por detrás de los inferiores.
  • Mordida abierta: no existe contacto entre los dientes superiores y los inferiores.

Higiene bucodental en caso de padecer maloclusión dental

En caso de sufrir malposiciones dentarias, es importante cuidar al máximo la higiene bucodental y poner especial atención en llegar a las zonas de difícil acceso para evitar que el biofilm bucal se acumule en ellas y favorezca la aparición de caries o enfermedades de las encías.

Completa tu higiene diaria, al menos dos veces al día, con el instrumento de higiene interproximal que mejor se adecúe a las necesidades de tu boca.Existe tenemos una seda o cinta dental para cada uno, en la Clínica Dental Tonicollar te ayudamos a encontrar la tuya. Para espacios interdentales amplios, es posible que necesites utilizar cepillos interdentales o irrigadores bucales.